As Catedrais do Caminho

por  CARLOS PÉREZ VAQUERO

Burgos


Desde Nájera, la quinta etapa del Camino de Santiago cruza el río Oja por Santo Domingo de la Calzada y contin��a, ya en tierras castellanas, por la comarca de La Bureba, los montes de Oca y San Juan de Ortega. Cerca de 90 km . que conducen al peregrino desde La Rioja hasta la capital burgalesa.

Catedral de Burgos - Foto de Carlos Azevedo

La ciudad y su diócesis


Aunque algunas leyendas medievales sitúan el origen de Burgos en un poblado celtíbero, los turnódigos, o en un asentamiento romano posterior , Augustóbriga; lo cierto es que la ciudad fue fundada en el año 884 por orden del rey asturiano Alfonso III El Magno .

En aquel tiempo, el Emirato de Córdoba se desangraba en numerosas revueltas internas, unas luchas que los reinos cristianos del norte de la península supieron aprovechar para reconquistar localidades como Oporto, Coimbra, Simancas, Toro y Zamora, y establecer, al mismo tiempo, nuevas ciudades que asentaran algo de población en esa extensa tierra de nadie que era el valle del Duero. Así nacieron Sahagún, Castrojeriz y Burgos , tres pequeñas aldeas situadas en la frontera sur de la Reconquista y en el camino hacia Compostela donde, a principios del mismo siglo ix, el monje Pelayo había descubierto el sepulcro del apóstol.

De aquel pequeño “ burgo ”, fundado por el conde Diego Rodríguez Porcelos en las márgenes de los ríos Vena y Arlanzón, surgió una próspera ciudad que , durante la Edad Media, se convirtió en cabeza de Castilla y en capital de este joven condado , con Fernán González y, desde 1035, de todo el reino castellano-leonés.

Cuando la reconquista dejó atrás el sistema central , alejando la frontera con el Emirato cordobés, aunque Burgos perdió importancia en favor de otros centros de poder situados más al sur, en plena línea de batalla, como Toledo; sin embargo , no sólo no entró en decadencia sino que la ciudad se convirtió en el centro de un próspero comercio (el de la lana de las ovejas merinas) donde llegaban mercaderes europeos, ricas familias de judíos conversos y comerciantes de los puertos del Cantábrico a negociar . De esta forma , Burgos comenzó a extenderse más allá de las laderas del castillo y a construir nuevos barrios y puentes que la unieron con los arrabales y con el monasterio de Las Huelgas. Un desarrollo al que no fue ajeno, sobre todo desde el siglo XI , el paso de los peregrinos que acudían a Santiago, para los que se levantaron albergues y hospederías como el Hospital del Rey, actual sede de la Universidad burgalesa.

En cuanto al origen del obispado, la diócesis de Burgos es heredera de uno de los episcopados visigodos más antiguos de España, el de Auca, que ya existía en el siglo VI pero que fue destruido por los musulmanes doscientos años más tarde .

Avanzada la Reconquista, el concilio de Roma de 1074 agrupó en la capital burgalesa las antiguas sedes de cátedra de Amaya, Valpuesta, Muñó, Oña, Gamonal y Sasamón y nombró a Jimeno, obispo sucesor único de la antigua diócesis de Auca ( cerca de la actual Villafranca-Montes de Oca ), abarcando un territorio que comprendía la rica costa cantábrica de Santander, el alto valle del Ebro y los alrededores de Burgos y que estaba subordinado directamente de la Santa Sede , pues la tradicional dependencia del arzobispado de Tarragona aún era imposible (la antigua Tarraco no había sido reconquistada todavía) y los obispos burgaleses se negaban a depender del metropolitano de Toledo.

Esta situación se mantuvo hasta el siglo XVI, cuando una bula papal convirtió la sede burgalesa en arzobispado; una condición que perdura en la actualidad como archidiócesis de los obispados de Bilbao, Vitoria, Palencia y Osma-Soria.


La catedral de Santa María


Cuando se habla de nuestras grandes catedrales góticas, irremediablemente, pensamos en los templos de Toledo, León y Burgos .

La catedral burgalesa, declarada bien cultural del patrimonio mundial en 1984 por la UNESCO, comenzó a construirse en el verano de 1221 sobre otra catedral románica, edificada durante el reinado de Alfonso VI en su propio palacio y, muy probablemente, sobre los muros de una iglesia anterior .

Dos personajes históricos resultaron determinantes para que se pudiera levantar la nueva catedral : el obispo Mauricio y el rey Fernando III El Santo , el mismo monarca que reunificó definitivamente las coronas de Castilla y de León.

A principios del siglo XIII, las tropas castellanas, aragonesas y navarras vencieron a los almohades en la crucial batalla de las Navas de Tolosa (1212), un triunfo decisivo para el desarrollo posterior de la Reconquista. Con las fronteras resguardadas, los monarcas pudieron dedicarse a atender otros asuntos, incluidos los personales; por ese motivo , el obispo de Burgos , Mauricio, fue nombrado jefe de una delegación que debía acompañar a Beatriz de Hohenstaufen, la prometida del rey castellano-leonés, desde Suabia (en el sur de Alemania) hasta la capital burgalesa, donde la joven pareja contrajo matrimonio, en su catedral románica, en 1219. A partir de entonces, tanto el rey como el obispo, maravillado por las esbeltas construcciones góticas que había conocido en su viaje por Francia hasta Suabia, relanzaron el proyecto de dotar a Burgos de una nueva catedral que siguiera las trazas del estilo gótico .

Colocada la primera piedra en 1221, la construcción avanzó rápidamente pues en diez años, tan sólo, se celebraba el culto religioso en la cabecera del nuevo templo y, en 1238, el propio obispo Mauricio recibió sepultura en el interior de la catedral que , al consagrarse en 1260, ya tenía levantado el segundo cuerpo de la fachada principal . En esta ingente construcción intervinieron numerosos arquitectos, escultores , vidrieros y orfebres extranjeros (franceses, germanos , flamencos, etc.) y de los diversos reinos hispanos (el maestro Enrique, Juan de Vallejo o la familia de los Colonia).

El resto de la fábrica de la catedral , tal y como hoy la conocemos, es fruto de las diversas ampliaciones introducidas entre los siglos XIV y XVIII; desde las agujas de las torres , la capilla del Condestable y el cimborrio, del siglo XV; a la capilla de Santiago, del XVI, o la sacristía barroca , del XVIII. Un espléndido conjunto que ahora, terminada la restauración, podemos admirar con su aspecto casi original.

Catedral de Burgos- Foto de Luiz Felipe

El Templo


Inspirado en diversos modelos franceses (Amiens, Bourges, Coutances, etc.) la catedral burgalesa, dedicada a la advocación de Santa María, tiene planta de cruz latina de tres naves y girola, orientada del Este (cabecera) al Oeste ( fachada principal ), en la ladera que lleva al cerro del castillo; por ese motivo , la puerta de la Coronería (al norte ) está situada a distinto nivel que la del Sarmental (al sur); un desnivel muy apreciable en el interior del templo y que se salvó con la Escalera Dorada, una joya del Renacimiento que Diego de Siloé construyó en el brazo norte del crucero.

Sería imposible describir en estas breves líneas todas las obras maestras que el peregrino puede admirar en esta catedral : no obstante , mencionaremos algunas de las más importantes con la seguridad de que sólo reflejarán una mínima parte de lo que puede ofrecer este templo:

  • Portada Real o de Santa María: La fachada principal de la catedral data del siglo XVIII cuando hubo que sustituir a la anterior por su deterioro. Sin duda, es la imagen más conocida del templo , con sus dos esbeltas torres rematadas por pináculos calados , octogonales , construidos por Juan de Colonia a mediados del s. XV, enmarcando el hastial y un gran rosetón, cuyo centro es una estrella de seis puntas. Como el resto de las portadas, incluye arquerías, pináculos y estatuas de personajes bíblicos, santos , obispos y la galería de los reyes.

  • Portada del Sarmental: Es la portada más antigua; situada al sur, en la plaza del rey san Fernando, entre el claustro y el solar ocupado por el antiguo Palacio Arzobispal, muestra un conjunto de esculturas en el tímpano que representan a Cristo entronizado rodeado por los cuatro Evangelistas y los ancianos del Apocalipsis.

  • Portada de la Coronería: La estatuaria de la Puerta Alta escenifica el Juicio Final presidido por Cristo (juez) al que imploran misericordia las figuras de la Virgen María y de san Juan ( este conjunto de denomina Deesis). Probablemente, se trate de las esculturas labradas con mayor detalle de todo el conjunto catedralicio.

  • Portada de la Pellejería: Situada junto a la anterior pero a diferente nivel, se accede a esta puerta desde La Llana. Es una portada plateresca dedicada a los santos Juanes (Bautista y Evangelista ).

  • Crucero y cimborrio: En el crucero, sobre el mausoleo que acoge los restos de El Cid, se levanta el cimborrio que sustituyó al anterior de Juan de Colonia hundido en 1539. El actual, obra de Juan de Vallejo (1568), se apoya en cuatro grandes columnas sobre pechinas, lo que le confiere su estructura octogonal , culminando en una asombrosa estrella de la que Felipe II afirmó que parecía estar hecha por ángeles.

  • Capilla del Condestable: Dedicada a la Purificación de la Virgen, fue construida por Simón de Colonia a finales del siglo XV para el condestable Pedro Fernández de Velasco y su esposa . Contiene un interesante retablo del Xvi y el sepulcro en mármol de los Velasco.

  • Claustro : Se accede a él por el brazo sur del crucero. Sobre el claustro bajo se levantó en el siglo XIII el alto , un deambulatorio gótico , con forma de un cuadrado irregular , con un fin procesional.

  • Interior : Desde el popular “Papamoscas” (la figura de un reloj que marca las horas abriendo y cerrando la boca ) hasta el trascoro, pasando por el suelo, con baldosas de mármol de Carrara, o las diversas capillas, como la dedicada al Santísimo Cristo , de gran veneración en la ciudad; la de Santiago, la de santa Catalina (con una espectacular bóveda estrellada de ocho puntas) o la ornamentación barroca de la de santa Tecla .

Catedral de Burgos - Foto de Glaucia Cristina

Direcciones de interés


Cabildo: Plaza de Santa María s/n, 09003 Burgos . Tel.: 947 204 712. Fax : 947 273 950. catedralburgos@planalfa.es

Oficina Municipal de Turismo . Paseo del Espolón, s/n. 09003 Burgos . Tel.: 947 288 874. Fax : 947 288 862. turismo @aytoburgos.es

Oficina de Turismo de la Junta de Castilla y León. Plaza Alonso Martínez, 7. 09003 Burgos . Tel.: 947 203 125 / 201 846. Fax : 947 276 529


Webgrafía:


www.archiburgos.org
www3.planalfa.es/catedralburgos/
www.aytoburgos.es
www.patroturisbur.es
www.diputaciondeburgos.es

Catedral de Burgos - Sello