Diário "Esa Extraña Pareja"

Convide a um amigo a visitar este site
 
 
Día 15. Astorga - Rabanal del Camino
Jaime Figueras e José Mari
Con un tiempo espléndido dejo la capital de la Maragatería. En esta etapa empieza la subida de los Montes de León, suave pero continuada. En Murias de Rechivaldo, en mi opinión uno de los nombres de población más bonitos del Camino, veo un caminante en cuya mochila ondea un banderín. Resulta ser la bandera de Barcelona y él un bombero del Ayuntamiento, Jaume, que está de vacaciones.

Alcanzo a mis compañeros en Santa Catalina de Somoza pero como el bar está cerrado, para variar, sigo hasta El Ganso. Llegan Jaime y Javier y nos vamos a desayunar al celebre bar - mesón La Barraca, conocido también como "El Cowboy". Se trata de un clásico del Camino. Su propietario entiende perfectamente lo que son las modernas relaciones públicas. Me encuentro a Antonio, el brasileño, que me comenta que ya tiene superadas las ampollas y ahora piensa acelerar pues se le acaban las vacaciones. Pide que nos hagan una foto de recuerdo con su máquina. Buena persona este Antonio.

Continuo la suave subida hacia Rabanal con el Teleno a mi izquierda. El paisaje es muy bonito. Las grandes matas de retama en flor combinan con unos matorrales de color rojizo que no se como se llaman y con algunos robles desperdigados.

A media mañana llego a Rabanal del Camino. A la entrada del pueblo me proponen un masaje oriental. Han sabido conservar una especial armonía en la piedra de las casonas macizas de la calle - canino que lo cruza . Destaca la estrecha y esbelta espadaña de la iglesia románica de Santa María.

El refugio "inglés" ( El Gaucelmo ) lo regentan la Asociación de Amigos del Camino de El Bierzo y la inglesa Confraternity of Saint James. Cono no lo abren hasta las dos y media nos vamos al Hostal El Refugio y nos tomamos la primera sidra a presión del camino. Está buenísima. Es una antigua casa de labranza convertida en hostal y restaurante. Menú del peregrino: una sopa de verduras muy apetitosa y huevos fritos con chorizo.

Para poder registrarme tan pronto como ciclista mis amigos le cuentan al hospitalero inglés que yo voy como ciclista de apoyo de ellos dos ( se sobrentiende de dos personas de edad ). El hospitalero, diplomático como buen inglés, simula creérselo.

Los 1160 mts de altura se notan. No hace calor. Asistimos al Oficio de Vísperas cantado en gregoriano por los monjes benedictinos del convento vecino dependiente de Santo Domingo de Silos. La tarde transcurre apacible paseando por el pueblo y charlando nuestros amigos. Le pido permiso a la chica japonesa para que Jaime nos saque una foto. Es tan amable que parece que el favor se lo hacemos nosotros. Al parecer ya intentó hacer el Camino el año pasado pero una lesión la obligó a abandonar. Noche fresca.

 
Enviado por Jaime Figueras.
 
Parte integrante do site Caminho de Santiago de Compostela - O Portal Peregrino
Copyright  1996-2003