Diário "Esa Extraña Pareja"

Convide a um amigo a visitar este site
 
 
Día 11. Calzadilla de los Hermanillos - Mansilla de las Mulas
Jaime Figueras e José Mari
Doy una hora de ventaja a mis amigos y empiezo mi pedaleo diario con un tiempo espléndido. A los 4 km. enlazo con la antigua calzada romana, recta e interminable, y les alcanzo antes de llegar al famoso vado que nos ha comentado Jacques la noche pasada.

Jacques, que siempre lleva sandalias sin calcetines, se mete sin mas preámbulos en el arroyo y comenta que lleva mas agua que el año pasado. Me descalzo, desmonto las alforjas y las voy pasando al otro lado, unos cinco o seis metros con agua hasta la rodilla, y por último paso la bici al hombro. Jacques ha cogido mi máquina para inmortalizar este momento histórico pero, al parecer, la pila se ha agotado. Empieza a toquetear botones y sin querer se le abre la máquina. Jaime, al quite, toma la foto.

Salgo como una bala hacia Mansilla de las Mulas y en una tienda me cambian la pila y sacan el rollo. Lo revelaré en León. En Mansilla destacan los restos de la muralla medieval de adobe, de dos o tres metros de anchura, tachonada con piedras redondeadas del río Esla.

Espero a mis compañeros a la puerta del albergue y en la cola que se va formando me encuentro con Valero e Isabel, el matrimonio holandés, el cuarteto alemán, Fernando y Gerard (su inseparable y dominado amigo francés ) y Manolo, un vasco prejubilado de la industria química que vive en Tarragona y solo habla de comida. La hospitalera, muy amable, me registra a pesar de que todavía no es la hora de los ciclistas. El albergue es una vieja casa del pueblo de dos plantas y un espacioso patio interior con una enorme higuera centenaria.

Nos tomamos unas "raciones" en el bar El Olmo. Ya empiezo a distinguir entre tapa y ración. Tarde tranquila y calurosa, parece que se ha acabado el frío de la semana pasada. Cenamos con Jacques en la Alberguería del Camino, casa señorial con paredes de adobe. Menú del peregrino: sopa castellana y huevos estrellados con jamón ibérico y patatas acompañados con buen vino de El Bierzo.

Como todas las tardes Jaime acaba la jornada anotando meticulosamente en su hoja-resumen de etapas el tiempo empleado, la distancia recorrida, su velocidad media y los desniveles acumulados de hoy. Está muy contento porque su velocidad media sigue aumentando.

 
Enviado por Jaime Figueras.
 
Parte integrante do site Caminho de Santiago de Compostela - O Portal Peregrino
Copyright  1996-2003