Diário "Esa Extraña Pareja"

Convide a um amigo a visitar este site
 
 
Día 7. Castrojeriz - Boadilla del Camino
Jaime Figueras e José Mari
Amanece frío y nublado. Jaime toma el camino de la colina de Mostelares mientras yo, en previsión de otro episodio de barro, la rodeo por Castrillo de Matajudios. No hacía falta me comenta Jaime después.

Llego tranquilamente a la ermita - albergue de San Nicolás en la ribera del Pisuerga, antiguo hospital del siglo XIII mantenido en la actualidad por hospitaleros italianos de la Orden de Malta. Giussepe, el hospitalero y su mujer Wilma me ofrecen café y galletas. Se agradecen. Han venido de vacaciones a cuidar del albergue durante dos semanas. Mientras tomo unas fotos llega Jaime. Giussepe nos enseña el interior y después de una amigable charla enfilamos el puente que enlaza Burgos con Palencia, Puente Fitero, desde el que los caballeros de la Orden del Hospital de San Juan controlaban los accesos y peajes a Tierra de Campos.

En Itero de la Vega nos sorprende un anciano (se entiende más viejo que nosotros ) que nos hace entrar en el portal de su casa, totalmente forrado de fotografías de todo el mundo, incluso el techo. Nos cuenta que , de militar, pasó dos años en Barcelona de los que guarda muy buen recuerdo. Se despide de nosotros con lágrimas en los ojos. ¡ Cosas del Camino ¡.

Subo al Otero Largo y a partir de este punto la línea del horizonte se confunde con los campos de trigo, estoy en la estepa sin fin de la Tierra de Campos palentina.

Llego a Boadilla del Camino y en la plaza de la iglesia me siento a contemplar el famoso Rollo Jurisdiccional de Castilla, columna de piedra de estilo gótico tardío que se utilizaba para condenar y ajusticiar a los reos. En la misma plaza está el albergue privado "En el Camino" regentado por Jesús Merino, su mujer y su hijo Eduardo al que habíamos visto ayer en el albergue de Castrojeriz. Observo que los hospitaleros mantienen muy buenas relaciones salvo algún conflicto de intereses entre hospitaleros locales.

Se trata de un auténtico albergue 5 estrellas lujo, algo así como el Hotel Claris de Barcelona. Consta de la casa familiar en la que está el comedor, un amplio jardín sembrado de césped decorado con esculturas modernas hechas con piedras de molino y útiles agrícolas y el albergue propiamente dicho, de nueva planta, con dos salas de literas con sus servicios correspondientes y un espacioso salón con chimenea, sofás, butacas, mesas camilla etc. Eduardo enciende la chimenea para calentar el ambiente.

Tomamos el menú del día: pochas / lentejas, estofado de ternera y natillas. Han venido a comer Giussepe y Wilma y también Santiago que se despiden de nosotros hasta un nuevo Camino. Por la tarde vuelve a llover, una lluvia fina e intermitente, circunstancia que aprovecha Jaime para dormir una de sus habituales y largas siestas.

Mientras repaso la Guía el móvil me juega otra mala pasada. La tormenta provoca subidas y bajadas de tensión en la red y en una de estas se quema el cargador que tenía conectado. ¡ Se acabó el problema, de momento ¡. Cenamos con moderación a base de plátano, yogurt, rosquillas de la región y chocolate. Estas cenas frugales compensan los "excesos" de los mediodías.

 
Enviado por Jaime Figueras.
 
Parte integrante do site Caminho de Santiago de Compostela - O Portal Peregrino
Copyright  1996-2003