Diário "Esa Extraña Pareja"

Convide a um amigo a visitar este site
 
 
03-06-2002 Etapa 9 Grañon - Belorado
Jaime Figueras e José Mari
Como desde un principio he decidido no parar a ningún precio en Villafranca de Montes de Oca, hoy disfrutaré de una etapa corta.

Salgo con niebla y fresquito como hace dos años, pero esta vez no me pierdo.

En la entrada a Castilla puedo apreciar pronto el progreso de estos años. Las infraestructuras de los pueblos han mejorado, las casas particulares están mejor mantenidas y los coches que antes eran viejos ahora son de modelos actuales. Me repito a mí mismo: España va bien.

Llego a Belorado sin problemas y con sol. Ante la cutrez del albergue municipal decido probar el privado "Los cuatro Cantones" donde otro peregrino joven y yo somos los primeros en instalarnos.

A pesar de no tener acabadas las cocinas pues hace poco que ha inaugurado, este albergue reúne muy buenas condiciones tanto en las literas como en duchas y servicios. Dispone de un patio interior con jardín donde paso un buen rato de charla con una pareja de peregrinos de Génova.

Se instala también aquí el amigo Jacques que siempre desaparece de madrugada cuando aún es de noche pero sin hacer el más mínimo ruido.

En el pueblo hay mercadillo y aprovecho para comer las primeras cerezas que comparto con los franceses.

He olvidado decir que al pasar por Viloria, lugar de nacimiento de Santo Domingo de la Calzada, me cruzo con un joven peregrino que va en dirección contraria. Al preguntarle si yo había equivocado la dirección me dice que regresa de Santiago y Fátima en dirección a su país, Lituania pero que antes de llegar allí piensa pasar por Roma. Lo contemplo estupefacto suponiendo que habrá considerado el "pequeño rodeo" que se ha preparado.

Me saca de dudas diciéndome que lleva más de dos años caminando y viviendo únicamente de la caridad, lo que ratifica mostrándome un montón de credenciales selladas. Supongo que disfrutando de buena salud, tiempo y sobre todo viviendo del prójimo, todo es posible.

¡Y yo que me pensaba que mi gesta era difícilmente superable!

 
Enviado por Jaime Figueras.
 
Parte integrante do site Caminho de Santiago de Compostela - O Portal Peregrino
Copyright  1996-2003