Albergue de Peregrinos
Notícias, novidades, artigos, relatos, diretamente da Espanha

Convide a um amigo a visitar este site
 
 
En búsqueda de lo humano

“Alain Bezard” 26 años peregrinando

Si vagabundo es la denominación para designar a aquella persona que no fija su residencia en parte alguna del planeta, al francés Alain Bezard, el calificativo le cae, como se dice, “como anillo al dedo”.

Desde hace vientetrés años ha vivido viajando por los cinco continentes, en una actitud, para cualquiera de nosotros, descabellada y de mucho riesgo. Viaja sin dinero ni seguridad económica, sin planificación alguna, algo así como abandono a un “destino” que ni él mismo sabe si lo atrapa, o él va forjando y haciendo e su cotidiandidad de “buen vagabundo” y empedernido caminante.

Caso tan singular, no deja de llamarnos la atención. Nos preguntamos ¿cómo viajar sin dinero?. ¿Cómo arriesgar la vida en una aventura sin rumbo ni destino? No cabe duda que, para hacerlo, es indispensable ser altamente consciente de lo que se está viviendo y asimilarlo con un estoicismo case sobrehumano . Pero, para Alain, ello nada tiene de asombroso y lo vive y soporta con el convencimiento de que, lo que está haciendo es normal, a la vez que vivencialmente interesante, hasta lo indescriptible y temerario.

En cada lugar donde llego, dice Alain busco trabajo, sea en el ámbito de la construcción o de la cocina. Se me complican las cosas, agrega, cuando no lo encuentro.

¿ Apoyar a un “loco” que lucha, por todos los medios, por hacer realidad sus sueños y vivir su ideario ?

En un aparte Alain se adentró en lo que él llama su oficina que no era otra cosa que su mochila, sacó papel y lápiz y comenzó a escribir sus vivencias en el camino con nosotros. Esto dijo, constará en mi libro que, al final de mi aventura escribiré para la humanidad. De inmediato desdobló un viejo mapamundi y nos enseño la ruta universal de su aventura. Países de Europa, Asia, África y América están marcados con una línea azul. Su ingreso a América está marcado por el estrecho de Bering y avanza hasta Canadá, donde se interrumpe, sin lograr su ingreso a os Estados Unidos, según dijo, al no habérsele permitido el ingreso, precisamente por no disponer de dinero. Ello dice le obligó a retomar una nueva ruta, la misma que lo ha traído hasta nosotros “ el Camino “. Al nuevamente doblando el mapa, dice: este es el croquis de mi hogar: el mundo sin fronteras.

Las fronteras, dice, no pasan de ser líneas imaginarias inexistentes en la realidad. El mundo es un solo y su habitante es el hombre. De pronto, esta es la filosofía que algún día la humanidad entera vivirá a plenitud.
 

Enviado por Acácio da Paz
 
Parte integrante do site Caminho de Santiago de Compostela - O Portal Peregrino
Copyright  1996-2003